º C Vie 10 de julio, 15:44 hrs. La Plata, Buenos Aires.

Beatriz Ghirelli, la primera ingeniera de la UNLP

Investigaron la trayectoria de una notable mujer que se destacó cuando la ingeniería era cosa de hombres

Se recibió en 1938 de "Ingeniero Mecánico Electricista", según decía su título. La divulgadora científica, Paula Bergero realizó una valiosa investigación sobre su historia que salió publicada en la Revista Persea. Fue la primera ingeniera en graduarse en la UNLP, y la segunda en la Argentina en la especialidad. También fue directora del Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM) e impulsó la creación de la Comisión Panamericana de Normas Técnicas (COPANT).

por Blanco Negro

26/06/2020

Beatriz

Foto: Revista Persea



Históricamente, la ingeniería ha sido una disciplina estudiada mayoritariamente por varones. Sin embargo, hubo mujeres que supieron abrirse paso en espacios masculinos, desarrollar sus carreras y crecer en la profesión. En la Facultad de Ingeniería de la UNLP la pionera fue Beatriz Ghirelli, recibida en 1938 de “Ingeniero Mecánico Electricista”, según decía su título. Fue la primera ingeniera graduada de la casa de estudios platense y la segunda en obtener esa especialidad en el país.

La física Paula Bergero, docente en la Facultad de Ciencias Exactas, investigadora del CONICET y divulgadora científica, realizó una valiosa investigación sobre la vida de Beatriz. Su trabajo, en el que la presenta como “la dama de la normalización”, puede leerse en la Revista Persea, una publicación de cultura científica latinoamericana. Allí cuenta que la ingeniera tuvo varios cargos en su vida profesional, pero su pasión fue la normalización. “Beatriz creía que para lograr que los productos que consumimos fuesen más seguros para la salud y para el medio ambiente, era necesario el trabajo de una institución nacional que desarrollara y estableciera reglas y procedimientos. De este modo, se garantiza la calidad de los productos y se beneficia muchísimo el desarrollo industrial”.

En ese sentido, Ghirelli dedicó su trabajo a esta causa. “Fue directora del Instituto Argentino de Normalización y Certificación (donde se desarrollan las famosas normas IRAM que satisfacen todos los productos que consumimos), pero no se detuvo allí. Trabajó incansablemente para cumplir su objetivo de que existieran instituciones similares en todos los países de Latinoamérica”, sostiene la investigadora.

Y agrega: “A causa de su empuje personal, en el año 1961 se puso en marcha la Comisión Panamericana de Normas Técnicas (COPANT). Beatriz fue su secretaria Ejecutiva por 22 años, y desde allí impulsó la creación de instituciones de normalización y formó a numerosas personas por todo el continente. Su trabajo consiguió el reconocimiento de organismos internacionales y recibió varios títulos honoríficos de parte de las instituciones que dirigió”.

Bergero relata que descubrió la historia de Ghirelli a partir de unos artículos de la antropóloga y Especialista en Educación en Géneros y Sexualidades de la UNLP, Ana Carolina Arias; y de la antropóloga e investigadora del CONICET, Susana García que “si bien no la menciona a Beatriz, tiene un trabajo muy lindo sobre pioneras en la UNLP”.

En su objetivo de visibilizar la vida y obra de mujeres científicas, se comunicó con la ingeniera de la UNLP Cristina Cordero, quien la orientó hacia el IRAM. Su rastreo de información la llevó hasta COPANT, entidad que le brindó importante material además de contactarla con Lidia, hija de Beatriz y del ingeniero Civil Miguel Gustavo Francisco Ciaburri. Beatriz conoció a quien luego fuera su marido en la Facultad y tuvo un hijo también con él. La ingeniera falleció el 11 de septiembre de 1992.

En el artículo de Bergero pueden leerse sus palabras en un discurso que dio como Directora Técnica del IRAM sobre Normalización de materiales, el 6 de abril de 1957, por LS-10 Radio Libertad. “Mi interés por difundir su historia es porque se trata de una personalidad de lo más compleja e interesante”, dice la divulgadora científica.

“La llamaban Doña Beatriz, y también “la dama de hierro”, tal vez porque no rehuía al trabajo duro ni a las polémicas, o porque desde sus inicios como estudiante de Ingeniería y luego durante sus funciones como líder de instituciones, debía mostrarse fuerte en un mundo de hombres", finaliza Bergero. Así se la puede ver, rodeada entre varones, en varias de las fotos inéditas que acompañan su publicación.

Para ver la nota completa ingresar a: https://revistapersea.com/mujeres-en-ciencias/la-dama-de-la-normalizacion/

Para ver la publicación de Paula Bergero en wikipedia ingresar a: https://es.wikipedia.org/wiki/Beatriz_Ghirelli

Fuente: www.ing.unlp.edu.ar



Noticias relacionadas

  • G

    Casi todos los estudiantes de la UNLP que viven en el interior volvieron a sus hogares por la pandemia

    La Franja Morada de Agronomía de La Plata realizó un estudio sobre los efectos de la pandemia en aquellos estudiantes que son de ciudades o pueblos alejados de la capital bonaerense. "El 99 por ciento volvió a sus casas", señaló uno de los responsables de la encuesta a Info BLANCO SOBRE NEGRO.
    05/07/2020

  • Genero

    La UNLP dictará una Diplomatura en Género y Derechos Humanos abierta y gratuita

    Busca facilitar el análisis crítico de las identidades de género y promover procesos de transformación para llegar a la construcción de un sistema más inclusivo. La propuesta será totalmente gratuita y estará abierta para todos los mayores de edad que hayan terminado la primaria.
    07/07/2020

  • So%c3%b1a%20bota

    Una egresada de la UNLP fue premiada por su tesis sobre recarga de combustible alrededor de la Luna

    Sonia Botta fue distinguida por la Universidad de Leicester, en el Reino Unido, por su tesis sobre análisis de trayectoria y mecánica orbital. La joven, de 26 años, trabaja en el Centro Tecnológico Aeroespacial de la Facultad de Ingeniería. A fines de julio participará del lanzamiento del satélite SAOCOM 1B.
    10/07/2020